Situaciones, personas y hábitos que te quitan energía

Muchas veces caemos en la monotonía, en realidad a veces no diferenciamos los lunes de los viernes o el sábado del domingo ya que el desgaste suele ser más mental que físico.

Teniendo en cuenta  que la energía es la eficacia, poder, virtud para obrar (según la RAE). Para tener un buen día deberíamos tratar de levantarnos contentos, no malhumorados, tratar de dar gracias por que estas vivo, no todos los que se duermen se despiertan,  recordar que el mejor alimento del día es el desayuno para estar bien en el resto de la jornada, pero vamos, que el café es el complemento perfecto no solo por su aroma sino por su estimulación a causa de la cafeína, lo cual nos dará más energía.

Este articulo puede ser de mucha ayuda, para esos días en que te sientes cansado (a), estresado (a), o simplemente sientes que no estas haciendo algo bien, a continuación hablaremos sobre lo que estas permitiendo en tu vida y aún no te has dado cuenta que te quitan la energía.

Falta de organización 

Planifícate cuando no preparas una tarea complicada o un proyecto, cuando no te anticipas a un previsible momento complejo, te bloqueas, te atascas y te cansas. Imagina cuanta energía ahorrarás al prevenirlas.

Puedes comenzar  con una buena organización en casa, colocando cada cosa a su lugar  ya que el caos de tu hogar te obligará, a invertir tu tiempo buscando aquello que deseas localizar y tu cerebro permanecerá en un estado de incertidumbre todo el tiempo, implicando un cansancio extra cuando llegue el final del día.

Recuerda que los cambios no se hacen de un día otro, poco a poco aunque sea a pasos de tortuga, lenta pero segura.

Tu salud primero

A la larga tu cuerpo te lo agradecerá más aún tu cerebro, ya que si no te cuidaste en el momento o no fuiste prudente en su debido tiempo estarás pensando en que lo pudiste hacer mejor o que tuviste hacerle caso a ese familiar o esa amiga que solo quería tu bienestar, o a ese doctor que no te gustaba ver en el hospital. Sin una buena salud no hay buenos proyectos, no podrás planificar algunas cosas o por último no podrás permitirte llegar hasta ese objetivo anhelado. 

Deja de quejarte

Permites lo que te dan, enfrenta de una vez esas situaciones que te estresan, que te molestan, que te enfadan o que te lastiman, la única persona que puede cambiarlo eres tú.

Claro que existen situaciones que no están en nuestras manos, no dependen de nosotros, lo único que puedemos hacer es Aceptar, no es conformismo, no es resignación, simplemente pelear contra una situación que no se puede controlar o cambiar nos quita demasiada energía. (aplicable con personas)

Alegría momentánea.

Hay dos variaciones de la alegría en la vida, la pasajera y la que perdura. La del tipo pasajera se fundamenta en instantes de bienestar material, mientras que la duradera se logra con el crecimiento gradual de la mente. De buenas a primeras resulta difícil distinguir la una de la otra, pero con el tiempo se hace obvio que la última es superior.

La felicidad duradera se sostiene a través de los altos y bajos de la vida, a través de ellos tu mente se mantiene confiada y en paz. Por otro lado, cuando las variaciones de la vida te afectan demasiado, ni el más elaborado confort físico te dará felicidad por mucho tiempo. (Lucho Henao)

Una sonrisa siempre contagia 😉

Perdonar

Los seres humanos somos imperfectos, tanto así que que tenemos que perdonarnos y perdonar, aunque hay cosas o momentos imperdonables hay que aprender a no guardar rencor, cuando guardamos sentimientos que no son buenos, ocasionalmente se pierde lo mejor de nosotros. Reprochar cosas o recordarte a ti mismo dichas situaciones solo te desgatará, ten en cuenta que cada mañana es un nuevo comienzo, y cada instante irrepetible.

Si algo no te gusta… lo aceptas o lo cambias.

Deja un comentario